10 enero, 2007

Autoexploración para iniciar el año

Esta tarea me la dejó Ernesto. Y me la dejó con la firme intención de "ver mi camináo".

La que caminó con esta tarea fui yo, en mi cuarto, anoche. Éste blog tiene varias autoexploraciones por ahí, regaditas. Hace no mucho hablé de mis sueños. Antes de eso había hablado de un sueño que tengo ahora, en mi juventud. Antes de eso también mencioné algunas cosas que me hacían ser como soy. Una vez me puse incluso a pensar en cosas cuasi metafóricas y bastante sinestésicas que terminaron concretándose en un planteamiento tan surrealista como el de "si yo fuera, sería..." Y, más atrás aún, me dediqué a hablar de mis manías personales.

Así las cosas, fácil no la tuve con esta tarea. Pero la hice! Así que aquí se las dejo. Tengo que hablar de 5 cosas que no saben de mí. Y helas aquí.

1) El color cambiante d emis ojos. Esos ojos que tengo yo, que me los regalaron en la lotería de la vida, cambian de color: del verde al gris. ¿Lo más interesante? cambian de color según mi estado de ánimo, la ropa que utilice y hasta el clima. Sí, si me visto de turquesa, se visten de turquesa ellos también. Y si estoy muy triste, siempre serán grises. Así son las cosas con este par de faros que da alguien en definir como "ojos de manga".

2) Cada 7 años aterrizo en Margarita. Para los que no lo saben y me leen en el extranjero, les cuento que Venezuela tiene varías islas en su composición geográfica. La más grande de ellas es la Isla de Margarita. Allí fui concebida (según cuenta mi mamá). No sé si es por esta razón, o porque algo en mi kharma define un camino cíclico, justo cada 7 años termino visitando la Isla de Margarita... por la razón que sea! Mi primera visita fue de paseo familiar a los 7 años. A los 14 fui de vacaciones con la familia también. A los 21 fui porque se casaba allí una compañera de clases. A los 28 hube de ir por una parada técnica para mis vacaciones. Prepárense los isleños que, si las cosas siguen como se han dado hasta ahora, los veré a mis 35 años, justamente en 7 años...

3) El accesorio más barato que tengo: mis canas. No son pocos los que me han dicho que los reflejos (mechas, rayitos) que me hice "están espectaculares". Tan pronto les digo que son canas y no son reflejos, se acercan a analizarlas. Luego de comprobar, boquiabiertos, mi secreto de belleza, concluyen que se me ven como reflejos y me quedan geniales. Como dato extra les digo que antes sí me hacía reflejos pero un buen día me aburrí y decidí que iba a ver cómo se veían mis canas. Un modisto español dijo una vez "La arruga es bella". En mi caso, se puede decir "las canas son bellas".

4) Por alguna razón genética (porque mi papá sufre de ese mismo mal) el olor de la lechosa (papaya) me produce naúseas. Por supuesto, está de más decir que NO ingiero lechosa a menos que me la disfracen con jugo de naranja en el batido. Jamás en trozos ni en conservas, dulces o composiciones frutales. Advertidos quedan los que quieran hacer una ensalada de frutas como postre para una comida conmigo...

5) A los 14 años, recién caído el Muro de Berlín, anuncié a mi mamá seriamente "ahora sí podré ir a Rusia a ver todas sus bellezas arquitectónicas y caminar un poquito por algún bosque o sus estepas... es sólo cuestión de abrigarme bien..." Siempre tuve una fascinación loca con Rusia y todavía no he logrado ir a ver su Plaza Roja y su antiguo Estrasburgo. Eso no me ha impedido enamorarme y desenamorarme de algunas partes de Europa en otras aventuras. Si queremos verlo así, a los 14 empecé a manifestar lo que a los 19 concreté: mi gusto por los viajes.

La tarea se la voy a dejar por ahí, en el tintero, a la Pajara Pinta, a Rodolfo en su exilio, a Luz en su reencuentro con sí misma en su nuevo país, a Naky en su zaperoco y a Dinobat, que igual me parece que no lo hará porque un super héroe no se deja ver así como así...

3 Comments:

Blogger Luz Caraballo Dijo...

Hoolaaa!!!! como buena nena obediente, ya hice mi tarea. Ahora, a la camita a dormir. Prometo un mail con noticias "lucecísticas" dentro de poco. Besotote,

11:22 p. m.  
Blogger 3rn3st0 Dijo...

Estoy aquí nuevamente mi querida damita de ojos de mar.

Te leí una otra vez y me encanta poder conocer un poquito más de esa dama misteriosa que recorre naciones y letras con la misma facilidad.

Lo de las canas necesito verlo personalmente, suena a gancho ;-)

Saludos especialísimos desde Guanare :-)

8:34 p. m.  
Blogger Laura Dijo...

Reilona como siempre viendo qué hay de nuevo:

Luz Caraballo: Mi mujer de tierra, mi nena buena... me he reido con los tuyos! Que tenga dulces sueños cada noche al lado de su Super M.. Besotototes! (me da gracia la manera de "usted" con que lo tratan a uno algunos rioplatenses... tendremos que hablar de eso!)

Ernesto: Ay, chico, ya se te extrañaba, sabías? Hasta tu blog lo tenías medio abandonado!!
¿Misteriosa yo? Adiós coroto! Ahora sí es verdad que me quede blanca y sin vista! Jajajajaja... Si lo menos que soy es misteriosa! Con tanto post de autoexploraciones en el año 2006, creí que tenía imagen de todo lo contrario! jejejejeje...

Bueno, lo de recorrer letras y países con la misma facilidad, ehem!, deberías preguntárselo a mi cuenta bancaria. Creo que me recorro más letras que países! jajajajaja...

Y lo de las canas, bueno, cuando venga por Caracas! No sé si sean gancho, creo que más gancho son las paraparas verdes, pero igual, usted juzgue.

Saludos especialísimos desde Caracas!

10:21 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home