16 enero, 2007

Las grandes carteras y la espalda

"Esas cosas, jamás ni nunca le pasarán a una venezolana. Primero que ninguna venezolana le da el bolso a nadie a menos que sea con un arma por delante. Y segundo que, si puede y la dejan, es capaz de caerle a coñazos al ladrón con la cartera que pretendía robarle. ¿Al final? El ladrón tendrá que irse y seguramente empezará a robar carteras en arrebatones, nunca más en un frente a frente"

Mi amigo A decía eso en torno a una experiencia durante un viaje por Alemania. El estudiaba traducción e interpretación de alemán y francés y se fue a "perfeccionar" el alemán (que ya tenía perfecto). Decidió viajar a Polonia en tren con una compañera del curso que estaba siguiendo en Alemania. La chica era de algún país europeo, húngara si no me equivoco. En el viaje, mientras mi amigo dormía, ella leía y de repente decidió ir al baño. Regresó con grandes lagrimones que le corrían por la cara, exaltada y, gimiendo (se sacudía de la llantina), le contaba a mi amigo que "un hombre alto, de pelo negro y piel blanca y de chaqueta marrón de cuero" le había pedido su cartera y se la había llevado.

A, medio amodorrado, atinó a decirle, que se calmara y respirara porque él no la entendía. Más calmada echó otra vez el cuento y, ya más tranquila, A le dijo "bien, con esa descripción puedo ponerme a revisar desde el señor de aquí al lado hasta al maquinista del tren, no crees?" Y era cierto, el señor de al lado encajaba con la descripción. La chica, desconsolada, arrancó a llorar y gimotear (sacudiéndose) otra vez.

Un poco molesto, A le hizo 3 preguntas: "¿Te apuntó con un arma el tipo?" La respuesta fue negativa. "¿Sacó un cuchillo?" La respuesta fue negativa. Ya con los ojos redondos y super atónito, A le preguntó "¿el tipo trató de agredirte de algún modo?" Y la respuesta fue negativa.

Era en esa parte de la aneda donde mi amigo hacía el comentario que ponía yo al principio. Y para ahcerlo aún más creible y rotundo decía "sólo hay que verle el bolso a mi novia!"

En mis viajes por Europa, no he visto cartera igual a la de una venezolana. Aquí, y me guío por la de mis amigas, es impresionante la cantidad de cosas que una acumula. No es sólo las llaves de la casa y el monedero, las llaves y el reproductor del carro (en el caso de las que manejan). En el bolso de una venezolana se puede encontrar uno con el bolsito de cosméticos, el bolsito higiénico y el bolsito de las emergencias.

Un bolsito de cosméticos promedio puede contener:
polvo compacto
rimmel/mascara
rubor
creyón para retocarse los ojos
antiojeras
labial
espejito

Un bolsito de artículos higiénicos promedio puede contener:
toalla sanitaria
jabón para las manos
cremita para las manos/perfume
cepillo de dientes
dentífrico
hilo dental
papel toilet

Un bolsito de emergencias puede contener:
hilo
aguja
botones
un par de medias panties (depende de si la usuaria trabaja con faldas y en oficina)
preservativos (no irá en el higiénico porque primero muerta que antiglamorosa... más vale que la crean precavida que aparatosa!)

Además de eso, si la chica lee llevará un libro, o si pinta llevará un cuaderno para apuntar bocetos y si ama la fotografía llevará una cámara...

Dicho esto, no es de extrañar que el bolso promedio de una venezolana pueda pesar unos 2-3 kilos.

Ahora bien, las venezolanas son unas fieles seguidoras de las tendencias de la moda. Y se están llevando las carteras grandes. Si el peso de 2 a 3 kilos era para bolsos tipo "normal", de los que todo el mundo ha visto a lo largo de la vida de casi todas las mujeres, ¿qué tanto podrá pesar un bolso de proporciones mayores, rellenado por una venezolana?

Es que casi lo puedo ver: "Ay! ahora sí me cabe el paraguas que me regalaron!" o "mira, ahora sí me puedo llevar todo y hasta me cabe la agenda!" o "Qué maravilla! Ahora hay espacio para todo y hasta sobra... ¿con qué se lo competaré?"

La Asociación de Fisioterapeutas de los Estados Unidos está alertando a las consumidoras norteamericanas sobre los posibles riesgos para las lesiones lumbares, de cuello y de hombros que representan esos bolsos gigantes que, para el promedio de las chicas del norte, puede llegar a pesar entre 3 y 4,5 kgs. Claro, el bolso "normalito" de ellas no pesa sino de entre 1 a 2 kgs.

¿Me pueden explicar si la Sociedad Médica Venezolana ha pensado hacer declaraciones en torno a este accesorio de moda y las implicaciones que podría tener su uso indebido para las usuarias venezolanas que podrían ponerlo (haciendo yo un pequeño cálculo) en un peso de entre 5 y 6 kgs?

Antes de que vayan a ponerse en tratamiento con antiinflamatorios y masajes por dolores de cuello, espalda y hombros, les voy a decir que lo que los médicos recomiendan es mantener una postura correcta al cargar paquetes o carteras: mantener espalda, cabeza y hombros alineados y derechitos. Tabién es bueno que cambien de cartera, que le varíen el peso y que se turnen los hombros.

Lo peor de lo peor, según los fisiatras y médicos con los que he hablado del tema, es que las sociedades más primitivas sabían cómo transportar bien el peso: las mujeres lo mantenían en lo alto de sus cabezas (no se puede poner uno en mala postura o todo se cae) o se lo colgaban en las espaldas (como las quechuas hacen todavía...). En el momento en que el hombre decidió llevar las cosas en un sólo hombro, empezó a arruinarse la postura.

Por el bienestar fisiológico ¿habrá que renunciar al glamour? ¿Por qué las fashionistas no pueden gozar de la venia de los modistos y los fisioterapeutas? ¿Qué le cuesta a Versacci o Channel hacer bolsos fashion para cargar todo en la espalda o las caderas, como hace las quechuas o hacían los mensajeros aztecas?

Todo crece: las lolas con silicone, las carteras de dama, los problemas de la espalda... Creo que voy a empezar una línea de carteras fashionistas y saludables! Pero, por los momentos, me parece decepcionante esto de ser mujer a la moda.

11 Comments:

Blogger 3rn3st0 Dijo...

Ahora entiendo a mis tías, a mis hermanas, a mis amigas, a mis ex...

No es cansancio real por esfuerzo físico debido a su actividad diaria lo que mantiene a nuestras mujeres agotadas, es la bendita cartera.

Dígame cuando le piden a uno que busque algo... Es más sencillo encontrar la Atlántida...

Saludos a carcajadas desde Guanare :-)

2:05 p. m.  
Anonymous .::mila::. Dijo...

hola laura!!!! que bueno tenerte por mi blog!!! ... ya me dio curiosidad!! quien sera q te envio para acá??? porq me gustaria agradecerle!!! :D Bueno, la verdad que esta casa es fabulosa, yo deseo una para mi, y realmente son fáciles de diseñar y amoblar! Pues fijate que no es una locura lo que planteas, se llama vivienda bioclimatica, y para que te pongas aun mas feliz : SI, HE DISEÑADO CASAS BIOCLIMATICAS, realmente decomisan en muchas cosas, y son muy practicas y ingeniosas a la vez, tu sueño es real, ademas, soy experta trabajando con curvas y circulos para hacer edificios, asi que no representa ningún problema. Y si tratame como si fueran años de conocerme... BIENBENIDA A UN PAR DE TRES!!!... acásiempre contaras con arquitectos al servicio de quien lo necesite.

Y lo de las carteras... creo ser un caso unico en venezuela.... me acabo de comprar una gigante de gamuza, y na mas tengo polvo facial+labial, monedero + llaves, escalimetro, lentes...y mas na!!!! (claro, en esos dias un par de toallas :p) .... mmm sera q no soy venezolana?? jajajajajja :p

Saludos Laura

2:37 p. m.  
Blogger El rinconcito de milagros Dijo...

Jajajajajaja es la mas purab realidad tu post aun que me quejo con respecto al comentario de herneto el dice que es mas facil el encontar la ataltida que nosotras algo en unestras carteras pero tambien es una actitud comodisima de los hombre el pedir las cosas que necesitan a una pero el nunca encargarse de tenerlas ellos, bueno cambiando un poquito el norte me pico la curiosidad y pese mi bolso y mejor no lo fuera hecho el mio peso 4 kilos, Dios me pesa ya de solo saber cuanto pesa pero que se le hace prefiero que pese que tener que llevar cosas en las manos lo pierdo todo asi.
sin mas que decir se despide una guara media loca o loca completa.
un beso y feliz año por cierto jajajajaa

9:53 p. m.  
Blogger Laura Dijo...

Con mi cartera en la mano, pensando en dejar todo y vivir libre...

Ernesto: Jajajajaja... la que se rió con tu comentario fui yo!! Fíjate que sí debes tener razón, en parte el cansancio de muchas mujeres debe ser por la consabida cartera.

Lo que pasa también es que hay mucho esposo, novio, amante y hasta amigo muy fresco y cómodo que le da a una para que le cargue "en tu cartera" un pocote de cosas. A cuenta de que no pesa, le van poniendo unos gramos de más a una....

Jajajajaja.. .Y es muy cierto! cuando mi mamá me manda a buscarle algo en la cartera, es fijo que me demoro más que ella porque ella se conoce su cartera y tiene tantas cositas a veces que es muy fácil entretenerse!

Saludos a carcajadas desde CAracas!

Mila: si supieras que llegué por algún enlace que te hizo algún blog que leí porque me metí a través del de alguien y de aquí a llá... eres el resultado de como 4 visitas previas... y me alegra haberte encontrado!!

Sí, yo sé que ese tipo de casas "bioclimáticas" existe. Y me encantaría el asunto porque son muy rentables, son de bajo mantenimiento, no hay riesgo de contaminación progresiva para los habitantes porque sus elementos de construcción son naturales... y ese modulito me encanta! Claro, allí no cabe mis casi 2 paredes de libros, no? Estemos claros! Pero bueno, sí me cuenta mucho el asunto y me alegra saber que en Vzla hay gente que hace ese tipo de diseños. Ahora, a mí me encantaría que los traductores e intérpretes que son profes pudieran ganar en cantidades como para hacer ese pequeño sueño una realidad... jajajajajaja...

No, tu no eres un caso úncio en Vzla, tu eres una de las muchas excepciones (o me gusta pensar que somos muchas) porque yo también caigo en esos regímenes últimamente!

Un saludote y bienvenida a mi caminanito voy!

Milagros: Bue.. .creo q ue Ernesto lo que decía era que para un hombre es más fácil encontrar la Atlántida que algo que le manden a buscar en una cartera de mujer, así lo entendí yo, fíjate. Y creo, firmemente, que es algo que puede extenderse a toooodos: el que no conoce mi cartera no puede buscar nada en ella! ;) jajajajaja....

Parbleu! qué pesada es tu cartera!!! Y sí, se lod ecía antes a Ernesto, estoy totalmente de acuerdo contigo en que más de uno le pide a una que le cargue algo en la cartera "porque me fastidia en las manos":

Haga clasificación "por orden de importancia" de lo que tiene en ese bolso y saque lo que no es de vida o muerte: laves, papeles, dinero... el resto? Sobra. Es mejor para la salud! :D

Un beso y feliz año para tí también, Srita. Guara medio loca!! Jajajajaja

8:19 a. m.  
Blogger Mily Dijo...

cambiar las carteras de hombro?
yo no se cargar carteras sobre mi hombro derecho, se me caen...
y en toooodas mi cartera se encuentran esos kits, mas un bojote de chucherias, (caramelitos, galletas, chocolates, chupetas, hasta una mandarina, por sia) y hasta shampoo pq primero muerta que dejarme echar uno de peluqueria, puede q este en pote l'oreal y todo pero igual... no confio

9:18 p. m.  
Blogger Azul Caleidoscopio Dijo...

Tengo un dolor de cuello horrible gracias a mi mania de llevar un morral (no hay cartera que me abarque) pesadisimo a todos lados y ahora que tengo una hija, es mas pesado aun. Post muy oportuno. Un abrazo y gracias por tus lindas palabras que acabo de leer.

11:17 a. m.  
Blogger Naky Soto Dijo...

Laura querida:

Te lo confesé en persona y te lo reitero, entre Mary Poppins y yo; entre la cabeza de los Blobes Trotters de las comiquitas y yo ¡no hay diferencia! Mis carteras siempre tienen cositas, cositas múltiples, de colores y la mayoría útiles, y escogidas con el criterio de "¿qué sabes tú si...?" y allí van, para la queja de mi columna, bochinche de mis amigos y agradecimiento de más de uno que ha necesitado una grapa, una tijera, una calcomanía o una curita.

¡Un abrazo enorme!

4:20 p. m.  
Anonymous Laura Dijo...

Seguimos con las carteras al hombro y la espalda contenta!

Mily: Bueno, yo creía que no sabía cargar mi cartera en el hombro izquierdo! jajajajaja... Pero, te cuento, empecé a hacerlo porque las recomendaciones, como todo, primero entran por casa.. .y me sorprendo de lo rápido que una se acostumbra a ponerse la cartera en el otro hombro! Además, el cerebro como que hace más ejercicio y no va "en automático" buscando cosas distraidamente. De paso, creo, estoy ayudando al músculo cerebral a ejercitarse! ;)

Y, a tí no te ha caido una invasión de hormigas en esa cartera, niña?! Jajajajajaja...

El pote de champú, me imagino, es solo visible en los días en que vas a la peluquería, no? Léase, uno o dos días al mes, verdad? Sino, pobre espaldita!!
Saluditos!!

Azul Caleidoscopio: Bueno, usted misma lo ha dicho: "manía". Es difícil pero posible quitársela. Y empiece a hacerlo porque los hijos aprenden por imitación o por rechazo... y la mayoría aprenden por imitación, según las estadísticas. Así que, si así son las cosas, en lo que aprenda a andar por la vida, las veremos con un par de morrales pesadísimos a las dos? No señor!!

A cuidarse la espalda las dos, que no hay nada mejor que poder brincar y correr cuando a uno le provoca! ;)
Seguiré paseando por tu blog ;D

Naky: Nakyta querida... no, yo no te he visto la cartera "oficial" porque, tú misma me lo dijiste, la que te ví era la "light". Así que yo voy a echarle una jurungada a eso! Algo hay que hacer por esa pobre espalda tuya que no quiero que quede retorcida como una coma!
Un abrazo gigante!!

8:55 a. m.  
Blogger Pabloshi Dijo...

holas!

Chuuuuuuuu, caletas de cosas que llevan en las carteras... No me imagine que tantas. ¡¿Y cuando te peleas con tu pololo, tambien lo agarras a carterasos?! Si le llega uno, de seguro queda en estado de coma....


Saludines!!

Xauuuuu

8:43 p. m.  
Blogger rolocine Dijo...

me divertí mucho con esto de las carteras y les digo que no es costumbre unicamente de las mujeres venezolanas, acá en argentina es lo mismo, Si queres abridor de vinos se lo pedis a tu novia, ella abre su bolso y ya, si también se te ocurre pedirle, por ejemplo, un encendedor, ella rebusca y ya (y no fuma), si por si acaso le comentas que te vendría bien un te (esperando el subte) te dice: tengo un saquito en mi bolso. Es increíble!!, me muero si en algun momento me dice que también tiene agua caliente!. Chau y hasta la próxima.

9:42 a. m.  
Blogger ROXANA Dijo...

Con la cartera por delante antes de que me la quiten y chiquita para que crean que no llevo muchas cosas, las venezolanas somos unas cosas serias, saludos

6:09 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home